martes, 24 de junio de 2008

La ruta de los Acantilados de Benitachell

Una parte de la costa alicantina está formada por abruptos acantilados que caen al mar desde una altura entre los 100 y 200 metros. La mayor parte de esas zonas es inaccesible, pero hay alguna excepción. Una de ellas es la llamada "ruta de los Acantilados de Benitachell", que conecta las calas de Llebeig y del Moraig, en las localidades de Moraira y Benitachell.

La ruta puede hacerse desde dos lugares distintos, en sentidos opuestos, pero en ambos casos es una ruta "de ida y vuelta".


La que voy a comentar es la más larga de las dos, pero ambas comparten la parte más espectacular y llamativa. Corresponde al sendero local SL-CV 50. La otra alternativa parte de la Cala del Moraig (nuestro punto de llegada) y va hasta la Cala de Llebeig.

Se parte de la calle de la Gaviota (coordenadas 38º 42' 10.32''N, 0º 8' 42.22''E), en una urbanización cercana a Moraira. Esta calle termina en el lecho del barranco de la Viuda, cuyo lecho vamos siguiendo por una senda bien marcada hasta llegar al mar en la Cala de Llebeig.


Unos cincuenta metros antes de la orilla, a izquierda sale una senda que trepa por la ladera a buscar la base del acantilado del lado norte de la cala. La subida es fuerte, pero es casi la única que tiene la ruta. Al llegar a lo alto seguimos la senda que discurre a media altura del acantilado, siguiendo una franja que va desde unos pocos metros hasta unas decenas de metros de ancho, pero sin apenas peligro.



El sendero discurre pegado al acantilado superior, y en su recorrido vamos encontrando varias cuevas que en tiempos fueron acondicionadas como vivienda temporal y refugio de agricultores y (tal vez) de contrabandistas. Las vistas tanto hacia el sur como hacia el norte son espectaculares. Algunos árboles y las propias cornisas del acantilado dan una valiosa sombra que en las mañanas de verano hacen soportable el camino.



La ruta termina llevándonos sobre la Cala del Moraig, de la que se tiene una vista espléndida, y continua a conectar con la carretera de acceso a esta cala.



Los tiempos del recorrido son: de la calle de la Gaviota hasta la Cala de Llebeig, media hora; de la Cala de Llebeig a la cala de Moraig, tres cuartos de hora. Hay que contar que se debe regresar por el mismo camino, salvo que se coloque un vehículo en cada extremo de la ruta.

2 comentarios:

Dama Eolywyn de Rohan. dijo...

La espeleo me atrae, aunque no la he practicado, he visitado cuevas, pero nunca me he internado demasiado, tienes un buen blog saludos de una senderista

Angridel dijo...

Bonito lugar, una decripción bastante atractiva, espero que siga proponiendo rutas n como esta.
Saludos.