jueves, 8 de enero de 2009

La Cueva de las Maravillas

Cuevas llamadas "de las Maravillas" hay muchas, pero para mi, y para un puñado de amigos, no hay duda: es la Cueva de las Maravillas de Castellón. ¿Por qué?, pues muy sencillo, porque durante unos cuantos años estuvimos trabajando en lo que parecía la interminable tarea de explorar y topografíar esta cavidad.


Se le puso ilusión a capazos, horas de trabajo sin cuento y tantos viajes que al final pareciamos parte del paisaje. Tantas veces recorrimos la galería principal (para acceder a las diferentes zonas de trabajo), que yo estaba convencido de que la podía recorrer a oscuras, aunque nunca me decidí a hacerlo: cada paso, cada trepa, cada chimenea las tenía grabadas en la memoria de tal manera que eran unos movimientos casi automáticos.


Las fotos parecen ahora salidas del tunel del tiempo (realmente lo son), pero son unos recuerdos tan vívidos que no he resistido la tentación de incluirlas aquí.

Está situada muy cerca del embalse de Maria Cristina, cerca de Alcora, a unos cincuenta metros de la que fue casa de los guardas de la presa, hoy abandonada, si es que aún existe, pero que nosotros conocimos habitada por una buenas gentes que en alguna ocasión nos dieron agua del algibe. La entrada más importante (tiene dos) es muy cómoda, por estar acondicionada por unos trabajos que desarrolló la Confederación Hidrográfica del Jucar en su interior, en los años 60 del siglo pasado. Se accede a una gran sala, muy deteriorada, al fondo de la cual inicia la galería que llamamos principal.

La cavidad es básicamente horizontal, aunque se desarrolla en tres niveles superpuestos, siendo el superior el de la galería principal. Por debajo se abren varias redes laberínticas, de diaclasas estrechas e incómodas con las paredes recubiertas de fósiles, muy "erosivos" con la ropa.


Hay una segunda boca, situada a unos 150 metros de la primera (por superficie se llega en un momento, por la cueva se tarda bastante más) Es un pozo de unos doce metros, una chimenea más bien, que dá sobre la galería principal, más allá de un paso muy característico llamado el Portal de Cavanilles. Esta boca está en riesgo de desaparecer, absorbida por la urbanización de la zona. Me temo que cualquier día aparece llena de escombros, u hormigonada a intención, que no se que es peor.

En esta cueva se filmó un breve documental por parte de la delegación de TVE en Valencia, para el programa Aitana, que se emitía en los años 70-80 (también del siglo pasado, claro).

Se podrían comentar muchas más cosas, pero quizás otro día...

1 comentario:

mireia dijo...

Buscando la Cova de les Maravilles en Gandía he llegado a este blog. Me encantado el texto y las fotos en Picasa. Me gustaría mucho conocer algunos de esos lugares...
Un saludo.
Mireia