miércoles, 3 de agosto de 2011

La Cueva del Candil (Tous)

Una de las cuevas clásicas de la provincia de Valencia, utilizada durante décadas por principiantes y como lugar para realizar prácticas de topografía, es la conocida Cueva del Candil, en Tous, cerca de Alberique.

Tous es uno de esos pueblos nuevos, fruto del traslado de una población como consecuencia de la construcción de un embalse. En este caso el traslado fue de pocos km, y tal vez eso ayudó a que no fuera tan traumático. En todo caso la cueva esta en el término de Tous, tanto del Tous antiguo como del Tous nuevo.

Se halla en las lomas Cotillas, frente al cerro del Castellet, llamado así por el farallón de su cumbre, que forma como un gran lienzo de muralla con dos torres flanqueándola en sus extremos. La imagen muestra la vista del Castellet desde la boca de la cueva.



La cavidad en si no tiene a penas dificultad, tanto que la mayor que se puede encontrar quién va por primera vez es la localización de la boca, en la ladera de un barranco e invisible hasta que se está en ella. Una señalización colocada recientemente no ayuda mucho, pues nos lleva a una cueva que no es la del Candil, y que está como a un km de distancia.

La cueva es el antiguo cauce de un río subterráneo, seco desde hace miles de años, que fue capturada y ‘decapitada’ por la erosión del barranco en que se halla la boca. En ocasiones podemos encontrar agua en la cavidad, pero se tratará de pequeños charcos, a veces casi lagos, que cubren su suelo de una parte de la galería, a poco de la entrada.


La boca, a la altura del techo de la cavidad, da acceso a una rampa de derrubios concrecionados sobre un salón que es probablemente el mayor de la cueva.


Una de sus características llamativas está precisamente relacionada con esos lagos mencionados, y es la presencia de numerosos y vistosos gours. Algunos son de gran desarrollo, la mayor parte son de apenas veinte cm de altura y con bordes superiores festoneados.


Otra característica es el aspecto de las paredes y techos de la cavidad. Las formas de corrosión química se superponen a las de erosión del antiguo río, y junto con una estratigrafía horizontal le confieren a las paredes un aspecto dentado muy característico. En el techo aparecen bóvedas de erosión y otras formas bastante desarrolladas.



Un último aspecto a comentar es la presencia de desplomes en varias de las salas de la zona interior de la cavidad. Grandes bloques caídos del techo forman un par de caos de bloques que hacen cambiar un poco la monotonía de la galería.


Alguna destrepa de una colada, el paso de los caos de bloques y el laminador final son las únicas dificultades que presenta esta cueva, que por lo demás es recorrida en modo paseo.


Junto con la Cueva de les Dones y la Cueva del Alto de Tous o de les Gralles, forman un conjunto de cavidades horizontales, grandes ríos subterráneos fósiles, testigos seguramente de una época geológica distinta, con unas precipitaciones mayores y un relieve muy distinto al actual.


Este es el plano de la cueva, desgraciadamente en el lugar donde lo he localizado no están los autores, aunque procede del libro de Rafa Cebrian, Montañas Valencianas II. Como se ve, la cosa no es como para perderse.


1 comentario:

Unknown dijo...

http://www.museuprehistoriavalencia.es/web_mupreva/publicaciones/?q=va&id=530